Testimonio Claudia Luna

TESTIMONIO CLAUDIA LUNA

 

Mi nombre es Claudia Edith de Luna Aguilar conozco los productos desde hace muchos años, aproximadamente 25 años ya que empezamos a usarlos a nivel personal para dolores musculares, en ese entonces yo entrenaba artes marciales así que si tenía algún dolor muscular usábamos la pomada del padre Francisco, esa es la que principalmente conocíamos. Además mi mamá desde ese entonces usa la crema de jalea real la cual es maravillosa por eso ella tiene un cutis muy bonito.

En ese entonces yo estaba estudiando la carrera de medicina física y rehabilitación, cuando egrese y puse mi clínica la empecé a usar con mis pacientes, de igual forma la empecé a usar también con mis hijas, con la más pequeña por ejemplo cuando tenía cólicos ya que era bebé y luego tenía aire o lo que sea, usaba la de algas mezclada con la del padre Francisco, esta combinación le aliviaban los cólicos. De igual forma si se caían y tenían algún golpe inmediatamente la del padre Francisco y bueno, no les quedaba ni chipote ni nada.

Así que la fui recomendando también entre amigas porque es muy buena.

Ya en la clínica a nivel profesional la empecé a usar con pacientes. Tengo protocolos ya hechos con pacientes con artritis reumatoide, la indicación que les doy a ellos es por ejemplo que se pongan la pomada en las noches en sus manos con la bolsita de plástico y luego meterlas en una compresa caliente, después de 20 minutos se hacen un pequeño masaje en las manos y les pongo unos ejercicios, obviamente les hago una valoración para ver qué articulaciones están limitadas cuales tienen dolor y en función de eso les hago su programa de ejercicios, en cuestión de 3 días ya notan una diferencia importantísima no sólo en disminución de dolor sino también en movilidad pueden hacer más actividades y ya no amanecen con la rigidez típica matutina de la artritis reumatoide.

A algunas les recomiendo dependiendo de la severidad de la artritis las gotas de artritis, a otras no porque a lo mejor apenas empiezan y con la pomada es más que suficiente. Con pacientes que tengo a nivel oncológico, desde que están en quimios les recomiendo la loción capilar con las gotas capilares, en algunos pacientes no les sale el cabello o a veces le sale muy delgadito, hay partes que si salen otras partes que no, entonces se ponen su spray todos los días después de bañarse nada más se dan un ligero masaje y sus gotitas antes de cada alimento y les ha salido muy bonito el cabello.

Pacientes que luego coinciden y ven les digo que también ayuda a prevenir la caída del cabello entonces se lo empiezan a poner y me dicen que antes la almohada amanecía con 10 cabellos y ahora ya amanece más que con 1 o 2 y de repente pues ya no amanecen cabellos, además deja muy sedoso el cabello entonces lo siguen usando.

El bálsamo también es buenísimo ya que hay pacientes que no les gusta untarse pomadas ni cremas, ni nada y con el bálsamo es genial les va bastante bien.

En la terapia implica que realicemos masaje, usamos la crema siempre.

Hay pacientes por ejemplo en rodillas o tobillos que tienen problemas de varices a pesar de que ese no es nuestro objetivo, ya que nuestro objetivo es ayudar a un paciente con esguince de tobillo o problema en la rodilla, pero como usamos la frecuentemente, resulta que las varices también empiezan a disminuir y algunas si son pequeñas desaparecen.

Yo a todos mis pacientes les dejo programa para casa, compran su pomada, se ponen calor local con la pomada, el calor encima y luego el ejercicio que les mando y si hay una diferencia cuando no tienen la pomada del Padre Francisco porque dicen “ya tengo una pomada de árnica”, usan la que tienen en casa pero no tiene los mismos resultados como si usaran la del Padre Francisco, no tienen la misma evolución, en esos casos les comento que ya probaron su pomada y no notan mejoras, ahora es necesario usar la del Padre Francisco por que de lo contrario no tenemos el mismo avance.

¿Tus pacientes siguen pidiendo productos?

Sí, luego muchas veces ya han pasado años y ya nada más van a comprar las cremas, las gotas o las cápsulas, la mayoría siguen pidiendo los productos.

Cuando son lesiones ortopédicas que no es un problema crónico ahí la tienen y de repente regresan porque ya se les acabó, pero los que tienen problemas crónicos que ya se les da de alta y que nada más es control en casa siguen pidiendolos.

¿Recuerdas alguna anécdota con pacientes?

Hay una que me dio mucha risa, sucedió con una paciente, es que finalmente las usan en todo. Esta es muy cómica porque me decía “le voy poner la pomada o el bálsamo porque la pata de mi hermana está muy inflamada y no puede caminar” y yo pensando que se refería a un pie creyendo que le decía “pata”.

Le di la pomada, pasaron los días, pasaron sesiones y le pregunté sobre cómo seguía el pie de su hermana, a lo que me responde “ay no, no era el pie de mi hermana era su pata” tiene una pata que andaba por ahí caminando la cual tenía lastimada su patita desde hace mucho tiempo y entonces le pusieron a la pata la pomada y ahora ya anda por todos lados la pata sin problema, está feliz. Me dio mucha risa porque yo pensaba que era el pie de la hermana. 

Esa crema es de cabecera la tenemos mis hermanas y yo en casa siempre ya que para cualquier situación son excelentes.

Yo en lo personal tengo una lesión, en el músculo llamado tensor de la fascia lata y cuando hace mucho frío me duele, muchas veces por flojera me estoy aguantando el dolor porque estoy dormida pero cuando ya no aguanto, me paró por la pomada, me la pongo y de verdad no tarda ni dos minutos en que se quite el dolor es efectivisima

Otra anécdota que me acaba de pasar hace poquito, una amiga de una paciente, es maestra de piano y por la artritis ya no podía dar sus clases, no podía mover sus manos, no podía hacer muchas cosas. Le dije a mi paciente que le recomendara la pomada usando la misma receta de untar la pomada y usar calor. Dos o tres semanas después me habló mi paciente comentandome que estaba muy impresionada ya que su amiga ya movía las manos, ya tocaba otra vez el piano y está dando de nueva cuenta sus clases. Esa fue una mejoría muy rápida ya que tenía años con ese problema.